pellets_1

Pellets

Las estufas de pellets son bastante más prácticas que las que funcionan con otros combustibles.

El pellet es un combustible compuesto de serrín y virutas prensadas de residuos industriales y agrícolas.

No genera prácticamente hollín ni cenizas y además tienen un alto poder calorífico y de combustión.

Es un tipo de biomasa que resulta mucho más rentable si la comparamos con otro tipo de combustibles.

Además, es un tipo de material que se conserva en perfecto estado durante mucho tiempo mientras esté seco, por lo que podemos almacenar grandes cantidades sin miedo a que se estropee.

Escoger el tipo de combustible que queremos utilizar es una tarea que no debemos dejar al azar, ya que normalmente el combustible se almacena durante un tiempo y tenemos que fijarnos en que pueda aguantar un tiempo de almacenaje sin deteriorarse y ser inútil cuando vayamos a necesitarlo.

Existen diferentes tipos de estufas de pellets:

  • Estufa de aire: es de entre todos los tipos de estufas de pellets, la más ecológica y la más eficiente. Además este tipo de estufas normalmente también pueden funcionar con otros combustibles como huesos de aceitunas o cascaras trituradas de almendras. Reparten el calor por toda la estancia incorporando además un ventilador regulable, y un termostato que se puede programar.
  • Estufa canalizable: es una estufa que tiene las mismas características que una estufa convencional, pero en esta encontramos una ventaja añadida, y es que además de servir para calentar la estancia en la que tenemos la estufa, puede caldear también la habitación contigua mediante un ventilador añadido.
  • Termoestufa: es una estufa que caldea la estancia en la que la tenemos situada, pero además está conectada con el circuito de radiadores de agua y les proporciona el calor. Son estufas más seguras porque tienen un mecanismo de seguridad que se apaga automáticamente si detecta algún fallo.
  • Estufas de perfil estrecho: son más adecuadas para estancias pequeñas, como pasillos o zonas donde no haya mucho espacio.PelletsVSLena

 

Cómo funcionan las estufas de pellets

Los pellets son como ya hemos dicho un tipo de serrín prensado, en forma de pequeños cilindros, que forman un combustible totalmente natural. Un combustible con alto poder calorífico y que no genera apenas CO2, por tanto es un material muy beneficioso para cuidar el medio ambiente.

Las estufas de pellets son eléctricas y sirven para calentar una o varias estancias, de entre 25 y 100 metros cuadrados. También se pueden utilizar como complemento de otro tipo de calefacción que tengas instalado y no sea suficiente.

Este tipo de estufas utiliza además el calor residual del humo para generar más calor.

 

Debes tener algunas consideraciones en cuenta:

  • Para que la estufa distribuya el calor de la mejor forma debes encontrarle una ubicación adecuada, pero ten en cuenta que debe ir enchufada a la red y además necesitarás una salida de humos.
  • Procura además que no haya ningún obstáculo que pueda obstruir la salida de ventilación y permita salir el calor y extenderse con facilidad.
  • Debes tener cuidado con los elementos combustibles de la estancia, como cortinas, mantas, cojines, etc., así como debes proteger y aislar la estufa del suelo si este es de madera o tienes una alfombra o moqueta.
  • La limpieza de estas estufas es el único mantenimiento que necesitan, ya que debes retirar la ceniza acumulada por la combustión, una vez al día, y limpiar a fondo la estufa al menos una vez al año.

 

En este video se muestra la puesta en marcha y funcionamiento de este tipo de estufas:

 

Beneficios de las estufas de pellets

Las estufas de pellets nos ofrecen algunos beneficios que hacen de ellas un producto realmente atractivo. Los principales beneficios con los que nos encontramos son los siguientes:

  1. pelletsFireEs un tipo de calefacción que está recomendado especialmente para viviendas unifamiliares, áticos, oficinas, o estancias que necesiten ser calentadas de forma rápida, ya que no supone un gasto excesivo.
  2. Son muy cómodas de utilizar, ya que se encienden automáticamente, e incluso puedes programar el horario tanto de encendido como de apagado.
  3. Además la recarga de combustible solo es necesaria una o dos veces a la semana, en función del tamaño de la estufa y del consumo, obviamente.
  4. Como ya hemos dicho, el ahorro energético que supone utilizar pellets como combustible es uno de sus principales beneficios.
  5. Éste combustible es totalmente ecológico, por lo que ayudamos al medio ambiente.
  6. Los pellets se pueden guardar durante periodos largos de tiempo sin que se estropeen, eso si, mientras no estén en contacto con la humedad.
  7. Se componen de residuos de otras actividades, por lo que reciclamos y canalizamos los excedentes agrícolas, entre otros.
  8. Tienen un precio muy estable y nada variable al contrario que el resto de combustibles.
  9. Es un tipo de combustible que no produce olores, no presentan riesgos para la salud y no presenta riesgo de explosión.
  10. Los pellets almacenados ocupan tres veces menos que la leña que generaría el mismo calor.

 

En definitiva, muchos beneficios en un combustible muy pequeño, que por el espacio que ocupa y sus condiciones de almacenaje se hace tremendamente atractivo.

 

 

 

 

 

 

Categorías: Instalaciones

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llamar Ahora