aguapurificada

La ósmosis inversa es un tipo de sistema que filtra el agua mediante presión, forzando el paso del agua a través de una delgada membrana que separa de forma efectiva, el agua pura de cualquier residuo contaminante.

Un sistema que supone una inversión importante pero que merece la pena sobre todo en zonas donde no se puede beber el agua directamente del grifo como por ejemplo en la costa.

Qué son los equipos de ósmosis inversa

Las membranas que se utilizan, generalmente están hechas de un tipo de resina de plástico denominada poliamida, que es muy fuerte y resistente al calor y a los cambios químicos. Estas membranas son semi-permeables y están diseñadas para permitir el paso del agua, atrapando la mayoría de los contaminantes y evitando que pasen al otro lado.

Existen muchos sistemas distintos de filtración de agua, y la mayoría de ellos, utilizan filtros mecánicos de uno u otro tipo, pero los que utilizan los sistemas de ósmosis inversa son los que retiran más contaminantes del agua tratada.

Todos los elementos contaminantes que se eliminan mediante la ósmosis inversa pueden incluir metales como el plomo o productos químicos como el cloro, pero también patógenos como las bacterias y los virus.

Algunos inconvenientes de los sistemas de ósmosis inversa

No obstante, no se eliminan todas las sustancias contaminantes, y por ejemplo en el agua filtrada se encuentran a menudo algunos tipos de plaguicidas.aguapotable

En el uso residencial de este sistema de ósmosis inversa podemos encontrar algunos inconvenientes como el desperdicio de agua y la lenta producción de agua tratada, ya que para cada unidad de agua tratada se pueden producir hasta ocho unidades de aguas residuales que deben ser desechadas.

Sin embargo hay algunos sistemas de ósmosis inversa que permiten al usuario recoger y almacenar las aguas residuales para uso propio en el jardín, lavar el coche y otros fines no potables.

El agua tarda en purificarse, necesitando entre tres y cuatro horas para poder obtener hasta cuatro litros de agua pura para beber.

Los más críticos de este sistema de filtración, señalan que no solo se desechan los elementos contaminantes sino que también se pierden los minerales beneficiosos para nuestro organismo.

Cómo elegir un equipo de ósmosis inversa

Es importante comparar las diferentes opciones que hay, ya que instalar un sistema de ósmosis inversa supone una inversión importante.

No todos los equipos de ósmosis inversa son iguales, y de entre la amplia variedad que existe en el mercado hoy en día, podemos encontrar dos principales diferencias que debemos tener en cuenta a la hora de elegir el sistema: por un lado la calidad de los materiales y por otro el tipo y numero de etapas de purificación.

Y es que escoger un equipo de ósmosis inversa que cumpla estos dos requisitos puede suponer que obtengamos un agua purificada de mayor calidad y que eliminen de forma correcta las sustancias que pueden ser nocivas para nuestra salud.

Debemos escoger un sistema que tenga unos buenos materiales de fabricación y lo más indicado es que tengan cinco etapas de purificación, y que el material esté homologado. Además es importante que la membrana tenga un sistema de auto-lavado para evitar que se depositen microorganismos con el paso del tiempo.

También debemos tener en cuenta la cantidad de agua que vamos a desperdiciar para conseguir agua purificada, algo que sobre todo dependerá de:

  • La calidad del equipo de ósmosis inversa que escojamos, ya que la calidad de la membrana supondrá un menor rechazo de agua no potable.
  • La presión del agua: teniendo en cuenta que la presión óptica es de entre cuatro y seis bares, por lo que si la escogemos de menor presión, no se filtrará todo el agua correctamente.
  • Los residuos secos que se encuentren en el agua: ya que cuanta más cantidad, más trabajo de eliminación tendrá la membrana y por tanto más agua necesitará para expulsarlos.

aguapuraPor otro lado debemos tener en cuenta también qué cantidad de agua purificada nos puede ofrecer el sistema elegido de ósmosis inversa, para escoger uno que se adapte a nuestras necesidades reales.

Por tanto debemos elegir un equipo que tenga un depósito y una capacidad de llenado que nos compense. Lo más normal es elegir entre tres y diez litros de capacidad de deposito.

 

Instaladores de ósmosis inversa

Para encontrar instaladores de ósmosis inversa puedes acceder a través de nuestra página web al formulario de solicitud de presupuestos y contactar de este modo con todos los intaladores que se encuentren en tu misma zona.

Comprueba lo sencillo que te resultará contactar con todos ellos, ya que sólo tendrás que rellenar el formulario una vez y recibirás respuesta directamente por parte de cada una de las empresas y profesionales autónomos del sector.

De este modo podrás elegir entre los diferentes presupuestos que recibas el que más te convenga.

 

 

Categorías: Instalaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llamar Ahora