La Casa que Ahorra ha realizado un análisis para determinar por dónde pierden energía las casas y se ha demostrado que el aislamiento es el mejor sistema para evitarlo. En la mayoría de las viviendas construidas el sistema de aislamiento no es el correcto o es inexistente, lo que puede provocar que la calificación energética de la vivienda sea muy baja.

En la mayoría de las viviendas construidas el sistema de aislamiento no es el correcto o es inexistente, lo que puede provocar que la calificación energética de la vivienda sea muy baja.

Por este motivo, Knauf Insulation, empresa especializada en aislamiento y socio de la Fundación La Casa que Ahorra, cree que SUPAFIL 034, lana Mineral inyectada en los muros de doble hoja de la fachada, puede contribuir a la mejora de la calificación energética de las viviendas y edificios, ya que es un sistema de aislamiento, barato, de fácil instalación y sin obras.

Con este sistema de aislamiento se logra mayor confort térmico y acústico en la vivienda, pudiendo suponer un ahorro de alrededor de un 50% en las facturas energéticas.

Las acciones que logren una mejora de la calificación energética y de la correspondiente etiqueta serán un reclamo tanto para compradores como para inquilinos, puesto que no sólo aseguran el confort de la vivienda, sino un considerable ahorro en las facturas mensuales.

A partir del 1 de junio de 2013 es necesario tener la Etiqueta de Certificación Energética de Edificios (CEE) tanto para alquilar como para vender viviendas y edificios.

Categorías: Noticias

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llamar Ahora