Realizar una reforma, por muy pequeña que sea, no siempre es plato de buen gusto para inquilinos y propietarios. Los contratiempos que suelen surgir durante las reformas pueden llegar a empañar el proceso de cambio y la ilusión de renovar un espacio.

Por ese motivo, es importante saber que hay algunos procesos que recomendamos hacer antes o durante la reforma para así evitar problemas futuros, como es el caso de la contratación de los suministros eléctricos o el cambio de titularidad.

¿Por qué debería contratar los suministros eléctricos antes o durante la reforma?

Los profesionales recomiendan contratar los suministros antes o durante una reforma, ya que conocer bien los hábitos de consumo del cliente, el tipo de potencia que va a necesitar o el tipo de instalación que va a requerir en base a la cantidad de electrodomésticos que la persona quiera en su hogar.

Por ese motivo, es importante que durante la reforma del hogar esté presente un profesional del campo, ya sea un electricista o un técnico del gas, para asesorar y recomendar al cliente el tipo de instalación adecuada en función tanto del tamaño del hogar como del número de tomas de electricidad que precisará, en base a la cantidad de electrodomésticos que instale en el hogar.

En caso de hacerlo posteriormente, es posible que la persona se dé cuenta de que hubiera necesitado más tomas de contacto de electricidad o una instalación de gas más grande en base al tamaño del hogar. Para ello, te recomendamos que consultes la siguiente página web para ver las distintas compañías y sus tarifas dependiendo del consumo y el estilo de vida del cliente.

Modifica el nombre de tu contrato

En caso de que estés realizando una reforma de un nuevo espacio y necesites hacer un cambio de titularidad de los suministros eléctricos, el proceso puede ser muy sencillo si sigues lo pasos que te recomiendan en la siguiente web.

Para realizar este proceso el cliente tan solo deberá tener los datos del anterior titular y el nuevo, además de la dirección de la vivienda. No solo eso, dependiendo de la compañía, el usuario deberá aportar la potencia contratada o la tarifa de acceso y el número CUPS del contador. Por último, deberá aportar la cuenta bancaria donde se domiciliará la factura y, en algunos casos, se solicitará el Boletín Eléctrico de la instalación.

Algunas compañías, como Iberdrola, ofrecen la posibilidad de realizar el cambio de titularidad a través de la web, en el espacio asignado para clientes. También, a través
de este enlace podrá conseguir el documento necesario para realizar el traspaso de
titularidad vía correo postal.. Es importante realizar este proceso cuanto antes para poder iniciar los trámites de cambio de tarifa, en caso de que el cliente quiera contratar una tarifa nueva que abarque todas sus necesidades y se ajuste a los hábitos de consumo del cliente. También para realizar los pagos de factura y poder domiciliar la factura a una cuenta bancaria personal.


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llamar Ahora