Toldo_punto_recto

Toldo_punto_recto

Se llama toldo o cubierta de lona a una superficie en forma de membrana elaborada de lona o tela fuerte que se pone para hacer sombra, proteger de la intemperie, cerrar un espacio, etc. Se trata de un elemento de arquitectura tensada.

La solución perfecta para colocar tanto en jardines, como en terrazas o balcones son los toldos. Nos protegen del exceso de luz y de esta forma nos ayudan a reducir el calor. Saber elegir el toldo que más te conviene no es una tarea difícil, pero debes tener en cuenta varias alternativas para conocer cuál es el que mejor se adapta a las necesidades de tu hogar. Dependerá de las condiciones climatológicas que se vaya a enfrentar, si estará expuesto siempre o recogido, si es un toldo para una ventana o si es para un jardín. Son variables que necesitarás explicar a la hora de elegir un buen toldo.

Toldos protectores y parasoles

En el siglo XXI, la mayoría de los grandes estadios deportivos (un ejemplo es el Millennium Dome) son cubiertos con estructuras tensadas, así como terminales de aeropuertos, circuitos de Fórmula 1 y centros comerciales, con superficies superiores a los 100.000 m2. Este tipo de arquitectura encuentra aplicación en el diseño arquitectónico de edificios, como en el diseño de estructuras en el espacio. Los programas de simulación son muy empleados en las fases de diseño y permiten mejorar las formas. Los avances e innovación en nuevos materiales permiten nuevas estructuras.

Toldo_extensible

Toldo_extensible

Elegir un toldo no se algo que debas hacer sin fijarte en su estética, ya que se verá desde fuera y no querrás que se vea feo. No sólo es un tema de estética sino que también, al decidirte por poner un toldo estás ayudando a la economía doméstica de tu hogar ya que mantendrá las estancias cercanas más frescas y no necesitarás poner tanto el aire acondicionado o ventilador, por lo que además ayudas al medio ambiente.

Si tienes una terraza y te gusta hacer uso de ella, un toldo es un buen aliado para mantener tu intimidad, ya que muchas veces al salir a la terraza nos exponemos a las miradas curiosas de los vecinos. Elige un color acorde con tu estilo y el de tu vivienda, y le darás un toque más acogedor a tu casa.

Y no solo te protegerá del sol, sino que en días de frío o viento, el toldo hace de capa protectora de tu casa, evitando en gran parte que entre en tu casa el frío.

Si tienes un jardín, un parasol es una gran solución. Los parasoles son como las típicas sombrillas de playa, pero bien reforzados y con tejidos de gran calidad. Perfectos para poner en tu jardín con tu conjunto cenador o unas butacas de jardín, y pasar largas horas disfrutando de uno de los mejores espacios de la casa. Su gran tamaño protege del sol y de las inclemencias del tiempo, también al mobiliario del jardín.

Tipos de toldos

Capota

Capota

Los toldos plegables se suelen utilizar para las terrazas y tejados, incluso para aumentar la eficiencia del aire acondicionado, al aislar los tejados del calor directo por el sol.

Podemos encontrar diferentes tipos de toldos:

  1. Toldo de Punto recto: es el más tradicional, y el que más vemos tanto en terrazas como en diversos comercios y que funciona por un sistema de brazos abatibles.
  2. Toldo vertical o de pantalla: se sujeta a la barandilla de la terraza con un pasador y tiene un brazo acoplado que permite separarlo de la barandilla unos 50 centímetros.
  3. Toldo extensible: se puede colocar tanto en el frente, en el lateral o en el techo. Tiene un sistema de transmisión de tensión por cable, cadena, cinta o doble tensión, que queda oculto, permitiendo un sistema de regulación muy preciso. Habitualmente lo vemos en las grandes terrazas de los restaurantes.
  4. Toldo plano: suele colocarse plano y normalmente se utiliza para cubrir lucernarios, patios, o grandes terrazas.
  5. Capota: lo vemos en las ventanas y pequeños espacios. Normalmente con forma curvada o cuadrada. Algunos son fijos y otros son móviles y se pueden recoger.

 

Instalación de toldos

A la hora de realizar un proyecto de arquitectura textil hay que tener en cuenta tres factores estructurales fundamentales: la elección de la forma superficial, los niveles de pretensado y la deformidad de la superficie, pues las superficies textiles difieren mucho de las estructuras convencionales.

Los toldos se instalan básicamente con dos mecanismos: cofre y monobloc.

  • Cofre: cuando el toldo está recogido, tanto los brazos como la lona se quedan guardados en un cajón de aluminio, preservándolo del polvo y las inclemencias del tiempo, y permitiendo que nos dure mucho más tiempo.
  • Monobloc: cuando existe algún tipo de problema de estabilidad en las paredes, o no se pueden anclar por su ubicación, el accesorio Monobloc garantiza la sujeción con seguridad, ya que se fijan unos soportes a la pared a los que se les acopla un perfil en el que se sujeta el toldo.

En Reformad te ponemos en contacto con los mejores profesionales del sector para que compares presupuestos y elijas el toldo que mejor se adapte a tu hogar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llamar Ahora